Skip to main content
< Volver al blog

Tapón de dos discos de corcho natural: la mejor elección para tu vino espumoso

Fabricación del tapón de dos discos de corcho natural - TESA
Fecha de publicación:3 de enero de 2022

La mayoría de los vinos espumosos de calidad media-alta están cerrados con un tapón de dos discos de corcho natural. Este tipo de tapones pertenecen a la familia de los tapones técnicos, y están compuestos por un cuerpo aglomerado y dos discos de corcho natural en la parte que entra en contacto con el vino para garantizar absoluta seguridad.

Este sistema de taponado está considerado la mejor elección para el vino espumoso gracias a sus numerosas propiedades, que proporcionan óptimas características y notas aromáticas en la evolución del vino y aseguran el mantenimiento de la presión desde que el vino es embotellado hasta que es consumido. De esta manera, se garantiza su calidad, su estado de conservación y, por supuesto, un magnífico sabor.

Qué es el sistema de dos discos en tapones de corcho

El sencillo diseño de los tapones de dos discos es fruto de años de perfeccionar una larga tradición que ha buscado siempre ofrecer las mejores condiciones posibles al vino para que este evolucione desarrollando sus mejores características.

Por ello este diseño combina corcho natural 100% de máxima calidad con un cuerpo de aglomerado que garantiza un sellado estanco.

Su funcionamiento es sencillo, el mango de aglomerado ejerce como principal cuerpo oclusor adaptándose a las paredes del cuello de la botella con la presión exacta que necesita para poder soportar los 6 Bares de presión que ejerce el gas carbónico de los espumosos, pero ofreciendo al usuario una suave apertura que se ha convertido en un icónico símbolo de celebración, pero también de consumo de un producto cada vez más apreciado por su calidad.

Los dos discos de corcho son el alma de este tapón, que mantienen al vino protegido en una atmósfera de elementos naturales, aportando notas aromáticas y un oxigenado suave y regular, mientras lo protegen de entrar en contacto con la cola del cuerpo de aglomerado.

El mango de aglomerado suele medir unos 36 mm y cada uno de los dos discos de corcho natural tiene un grosor de unos 5 a 6 mm, es decir, suman un conjunto de unos 10 a 12 mm, aunque existen diferentes medidas. Asimismo, disponen de un bisel de unos 4 mm para ayudar a orientar correctamente el tapón en la línea de embotellado.

Existen diferentes razones por las que se emplea el sistema de dos discos en tapones de corcho para vinos espumosos:

Cuidado del sabor

Los discos de corcho natural 100% son el único elemento que está en contacto con el vino, ejerciendo dos grandes funciones: evitar que el vino entre en contacto con el mango de aglomerado y aportar notas aromáticas naturales al sabor final.

Seguridad contra el filtrado

Los discos que se utilizan en este tipo de tapón son muy resistentes, de manera que soportan perfectamente la presión ejercida por los vinos espumosos, proporcionando un cierre físicamente muy estable. 

Mantienen la calidad en la evolución del vino espumoso

Este tipo de tapones son excelentes para aislar el vino del exterior, manteniendo la concentración necesaria de CO₂ dentro de la botella, pero regulando una suave entrada de aire que proviene de las celdas de corcho natural, que evita tanto la oxidación como la asfixia del vino espumoso.

Mango de aglomerado

El mango de aglomerado se compone de grano de corcho, cada fabricante elige el tamaño del gránulo de corcho, siendo los mejores los calibres medios, ya que reducen la cantidad de cola que se usa en cada tapón y contienen mayores cantidades de corcho natural.

El cuerpo de aglomerado es la parte mas voluminosa del tapón,por tanto su tipo de fabricación y composición afecta mucho al impacto medioambiental.

Para su producción se utilizan colas de seguridad alimentaria certificada que aglutinan el granulado de corcho formando un cuerpo homogéneo.

La uniformidad de esta pieza asegura un cierre y una adaptabilidad perfecta.

Calibre del granulado

El granulado de corcho se obtiene a partir del triturado de corcho natural, mediante un proceso mecánico de molienda, clasificación granulométrica, limpieza de polvos y tierras, y nivelación de la humedad.

El corcho granulado puede encontrarse en una amplia variedad de tamaños y densidades: desde polvo de corcho de menor densidad (0,5-2mm) hasta un calibre medio (3-7mm), que proporciona una mayor calidad para el vino espumoso. En general, será un mejor taponado cuanto más equilibrada sea su densidad, y lógicamente los tapones de mayor calidad serán aquellos que usen calibres medios de granulado.

Discos de corcho natural 100%

El segundo elemento de este tipo de tapón son los discos elaborados con corcho natural 100%, siguiendo el mismo proceso productivo que los tapones de corcho natural. Cada uno de ellos suele tener un diámetro de 34 mm y un grosor de 6 mm.

Están encolados al mango de aglomerado en uno de sus extremos con una cola de seguridad alimentaria certificada. De la unión del disco con el mango, se pueden generar varios tipos de tapón. Principalmente:

  • El tapón de corcho aglomerado al que se le unen dos discos de corcho natural en el mismo extremo colocando el disco de mayor calidad en la parte que irá en contacto con el vino.
  • El tapón de corcho aglomerado al que se le une sólo un disco de corcho natural en el extremo inferior en contacto con el vino, conocido como 0+1.

Colas usadas para fabricar el aglomerado y el encolado de los discos

Las colas utilizadas en el proceso productivo en la industria del tapón para vinos espumosos son principalmente de base poliuretano.

Para la fabricación del cuerpo de  aglomerado se utiliza un prepolimero que gracias a un catalizador se convierte en un plástico gomoso apto para contacto alimentario.

Por otra parte para el pegado de los discos de corcho natural se puede utilizar cola de caseína, la cual está en desuso debido a que tiene componentes alergénicos, siendo la mas utilizada hoy en día la emulsión de poliuretano con agua. Esta además de ser apta para contacto alimentario no presenta el problema de la anterior.

Beneficios de este tapón

De entre todos los sistemas de taponado, diseño y materiales, el tapón con dos discos de corcho natural es el escogido por las mejores marcas para las mejores calidades, y no es casual, numerosos estudios avalan a este tipo de tapón como el que más beneficios aporta al vino.

Seguridad

Los dos discos de corcho natural protegen con total seguridad al vino de entrar en contacto con las colas aglutinantes, previenen fugas, evitan la entrada de elementos extraños y regulan la entrada de aire para ofrecer un correcto oxigenado.

Evolución de calidad

El conjunto de partes de este tapón ofrece las que hasta la fecha han probado ser las mejores condiciones para la evolución del vino. Dado que este material ofrece las características idóneas de flexibilidad, ligereza, estanqueidad e impermeabilidad, el vino custodiado por este tapón puede evolucionar de la mejor manera mientras el tapón lo protege. Remarcar que este tapón sin agentes expansores gracias a su naturaleza nos ofrece una recuperación de su forma original solamente debido a las propiedades intrínsecas  del corcho.

Oxigenado

El corcho está siendo estudiado por su capacidad de filtrar de manera suave y estable oxígeno al vino. El corcho ha probado en numerosas ocasiones ser capaz de mantener las condiciones óptimas en botellas añejas, con incluso un centenar de años.

Notas aromáticas

Los expertos coinciden: el corcho natural suma al vino notas aromáticas muy valiosas.

Tras numerosos estudios e investigaciones, los expertos han coincidido en que aquellos vinos tapados con corchos naturales de buena calidad tenían esencias aromáticas y caracteres más complejos e interesantes que les dotaban de un valor extra.

Sostenibilidad y ecología

El tapón es un material ecológico y sostenible. Su producción es responsable de fijar hasta 14 millones de  toneladas de CO2 cada año. Por el contrario, otras industrias como la producción de plástico o la metalúrgica, principales materiales alternativos al corcho, contaminan hasta 10 veces más.

Percepción de calidad del consumidor

Un gran número de encuestas y estudios de mercado concluyen que una basta mayoría de consumidores de vino a nivel mundial perciben el tapón de corcho como un símbolo de mayor calidad y elegancia, así como están dispuestos a pagar más por una botella taponada con corcho.

Claves a recordar

Los tapones de dos discos de corcho natural son la mejor elección para un vino espumoso. Esto es debido a que son capaces de soportar toda la presión del interior de la botella, aportar una oxigenación óptima durante años y sumar notas aromáticas valiosas aumentando el valor final del espumoso.

Descarga la infografía TESA completa

Además, este tipo de tapones técnicos, como los que proveemos en TESA, cuentan con una fabricación y control de calidad estrictamente minuciosa, y son la mejor garantía de calidad para tu vino espumoso.

Si quieres más información puedes ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.