Skip to main content
< Volver al blog

Problemas de densidad, consistencia, desmenuzado y roturas del tapón de corcho en vinos espumosos

Fabricación Tapón TESA
Fecha de publicación: 10 de noviembre de 2021

Al abrir una botella de vino espumoso, todos damos por hecho cuál debe ser la experiencia y la calidad idónea para estar en excelentes condiciones a la hora de ser consumido. Sin embargo, en ocasiones, pueden ocurrir sorpresas relacionadas con el tapón de corcho utilizado que pueden afectar de forma negativa a la experiencia e incluso a la propia calidad del vino.

Normalmente, los problemas en los tapones de corcho son debidos a un incorrecto almacenamiento, una mala praxis en la fabricación o a la propia calidad del material utilizado. Esto puede provocar problemas de desmenuzados y roturas en el tapón de corcho de vinos espumosos, muy molestos para el consumidor.

Las propiedades del corcho como tapón para vinos espumosos

Desde el siglo XVIII, el corcho ha demostrado ser el material más adecuado para la correcta conservación del vino. Es casi perfecto para sellar todo tipo de espumosos, pero tiene unas propiedades especialmente importantes para los vinos espumosos. Para ellos, se utilizan con carácter general los conocidos como tapones técnicos, compuestos por un mango de aglomerado y uno o varios discos de corcho natural.

Entre sus propiedades más importantes, destacan las siguientes:

  • Es un material muy ligero y elástico.
  • Tiene una gran compresibilidad.
  • Es impermeable a la transferencia de líquidos y gases, pero permite una lenta oxigenación de la botella.
  • Es aislante térmico y termoestable.
  • Proporciona una excelente adhesión al vidrio.
  • Es un material inocuo y evita que se degrade la calidad del vino.
  • Contribuye a enriquecer el perfil organoléptico del vino espumoso.

En general, los tapones de corcho evitan la oxidación del vino espumoso y preservan las propiedades del vino espumoso con el paso del tiempo, garantizando su correcta evolución dentro de la botella.

Problemas comunes relacionados con la materia

A pesar de sus excelentes características para conservar y madurar el vino espumoso, lo cierto es que los tapones de corcho también presentan una serie de problemas, especialmente si no se ha controlado su calidad y conservación de manera adecuada.

Por eso y con el objetivo de conseguir la mayor seguridad en el embotellado y crear un producto de la más alta calidad que cumpla con todas las expectativas, hay que conocer perfectamente qué tipos de errores se pueden encontrar en los tapones de corcho, ya que detectarlos rápidamente es lo que marca la diferencia. A continuación, explicamos cuáles son algunos de los más comunes.

Roturas en la extracción

Quien más quien mLa rotura del tapón debe evitarse de forma absoluta dado que el riesgo aparece si el consumidor intenta sacar con un sacacorchos el trozo del tapón que queda en la botella de espumoso.

La rotura del tapón de corcho se debe a una mala aglomeración del cuerpo de aglomerado o a  una mala adhesión de los discos. Hay factores que alteran también la calidad del tapón como un exceso de tiempo de almacenamiento fuera de la botella o una humedad y temperatura inadecuadas.

Extracción difícil

La extracción del corcho en los vinos espumosos es un arte en sí misma. Además de evocar un ambiente festivo propio de las celebraciones y momentos especiales, debe realizarse de forma correcta para no perjudicar al vino espumoso.

Sin embargo, en ocasiones, es la propia calidad del corcho lo que realmente provoca una extracción difícil. Básicamente es debido a una mala aplicación del tratamiento de superficie de los tapones y a una incorrecta densidad del cuerpo de aglomerado del tapón.

Pérdida de presión

Una mala fabricación del cuerpo de aglomerado puede conducir a que el tapón ejerza fuerzas incorrectas en el cuello de la botella.

Cuando el cuerpo de aglomerado no ha sido fabricado con la calidad necesaria, o tiene medidas inferiores a lo debido, este no sella de forma adecuada el vino espumoso, permitiendo que escape total o parcialmente el gas carbónico, un elemento vital del vino espumoso.Si la botella no está cerrada en perfectas condiciones esto también permite la entrada de oxígeno en el interior, favoreciendo así la oxidación de vino con mucha celeridad. Por esta razón, es de vital importancia emplear un cierre que encaje a la perfección con el cuello de la botella.

Desmenuzado de tapones técnicos

Este problema deriva del desprendimiento de  partículas de corcho que en el caso de los tapones microgranulados proviene del propio cuerpo de aglomerado y en el caso de los tapones con discos de corcho natural proviene de la rotura del disco.

Roturas de los discos de corcho natural en tapones con discos

Dado que el corcho es una materia natural, existe una serie de defectos que se pueden encontrar en los discos, algunos relacionados con el propio crecimiento del corcho, como barrigas, galerías, grietas, leñas y otros.

El escogido de la materia prima en el campo de preparación es el proceso clave para seleccionar aquellas piezas cuya calidad no sea la óptima.

Claves a recordar

Elegir una materia de calidad óptima reduce a mínimos estos problemas. Un proveedor de calidad certificada provee tampones que no presentan estos problemas gracias a la gran cantidad de pruebas y selecciones de la materia que realizan en el proceso de fabricación.

Descarga la guía TESA completa

Por eso, en TESA seleccionamos de manera escrupulosa las materias primas utilizadas y realizamos los controles de calidad más exhaustivos en todas las etapas del proceso. Estamos especializados en la producción de tapones de cava, champagne y vinos espumosos en un proceso que garantiza la homogeneidad y la calidad técnica idónea de nuestros productos y asegura unos resultados con una calidad constante.

Si quieres más información puedes ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.